Shigeru Mizuki

publicado en: Manga y anime

El protagonista de hoy es el genio Shigeru Mizuki (水木 しげる): mangaka, maestro de los yōkai y gran historiador. A lo largo de toda su carrera, Mizuki no dejó de mostrar su profunda comprensión del alma humana y la empatía que siempre sintió por todas las formas de vida.

Nació el 8 de marzo de 1922 en Osaka, con el nombre de Shigeru Mura, pero creció en Sakaiminato (prefectura de Tottori). Pasó gran parte de su infancia como un peleón, empezando disputas y participando en guerras infantiles con otros niños del vecindario. No obstante, de pequeño mostró un talento particular para el arte. En primaria, sus profesores organizaron una exhibición de trabajos suyos. Por otro lado, le interesaba todo aquello sobrenatural. Una vecina mayor, a quien llamaba «NonNonBa», muchas veces le contaba historias de fantasmas.

Shigeru Mizuki fue reclutado en 1942 para luchar en Papúa Nueva Guinea en el marco de la Guerra del Pacífico, experiencia que le marcó enormemente. Contrajo la malaria, presenció la muerte de varios amigos y, debido a las heridas de una explosión, le amputaron el brazo izquierdo (lamentablemente era zurdo). Años más tarde, en 1973, Mizuki publicó Operación Muerte, narrando su dura experiencia en la guerra. Con ella ganó el Premio Esencial Patrimonio del Festival Internacional del Cómic de Angoulême 2009 y el Premio Eisner 2012 al mejor material extranjero.

Después de la guerra, Shigeru Mizuki volvió a Japón y trabajó haciendo de todo un poco: desde alquiler de bicitaxis a pescatero. También empezó a aprender a dibujar con la mano derecha. En un viaje a Kobe, se enamoró de un bloque de apartamentos, The Mizuki Apartments, y los compró. De aquí su nombre artístico.

Fue en esta época cuando conoció a un artista de kamishibai (cuentacuentos que apoyaban su narración en ilustraciones hechas en papel) y empezó su carrera como artista profesional creando los dibujos que acompañaban las narraciones. Una de las series favoritas en las que trabajó fue Hakaba Kitaro de Masami Ito.

El entretenimiento de masas iba cambiando, el manga cada vez era más popular y Mizuki también lo quiso probar. Así que, en 1957, con 35 años, publicó su primer cómic: Rocketman. Sí, como podéis ver, se trata de su versión de Superman. También hizo sus versiones de Plastic Man o Bugs Bunny, aunque siempre con un toque japonés

El padre de Mizuki trabajaba en el Consulado Americano y le traía cómics de Estados Unidos. Sus favoritos eran los cómics de terror, como Tales From The Crypt o The Vault of Horror.

Con el permiso de Masami Ito, en 1960, Shigeru Mizuki hizo su propia reimaginación de Hakaba Kitaro, creando un mundo en el que se mezclaba la humanidad con los yōkai. Rodeó al protagonista, Kitaro, de una gran cantidad de personajes originales. Pero en un inicio no triunfó ya que era demasiado oscuro y político. Ese mismo año, en 1960, se casó con Nunoe Mura y empezaron a formar una familia. Además de ser matrimonio, ella también fue su asistente y mánager. En 2008, Mura publicó su propia autobiografía: GeGeGe no Nyōbō.

En 1961, revivió otro personaje de kamishibai, Sanpei the Kappa, y en 1962, adaptó El horror de Dunwich de H.P. Lovecraft con Footsteps from the Depths of the Earth. Shigeru Mizuki hizo su primer hit en 1965 con el manga TV Kun, una fantasía protagonizada por un niño con poderes mágicos.

EN 1967, Shigeru Mizuki cogió su mote de infancia y reimaginó la historia de Kitaro como GeGeGe no Kitarō. La historia se centra en Kitaro, el último superviviente de la Tribu Fantasma, y sus aventuras con otros yōkai. Con esta obra Mizuki inició el yōkai boom, que hizo que muchos japoneses se enamoraran de estos espíritus. Ahora sí que la obra fue un éxito en mayúsculas.

GeGeGe no Kitarō se adaptó en varios animes, películas de acción real y más de 10 videojuegos. En la primera y segunda adaptación en anime, Isao Takahata dirigió dos episodios, así como el opening y ending de la versión del 1971.

Mizuki siguió con la serie unos tomos más y luego decidió probar algo bien distinto…

Entonces, Shigeru Mizuki se acercó un poco más al gekiga y, en 1971, publicó Hitler: La Novela Gráfica. Un manga biográfico que narra la vida del Führer desde su juventud como pintor hasta su muerte.

En 1977, llegó NonNonBa. Es un relato autobiográfico en el que Mizuki cuenta sus recuerdos de infancia de la década de 1930 y las historias de la anciana NonNonBa, que le descubrieron el mundo de los yōkai. Obtuvo el premio al mejor álbum por este relation en el Festival Internacional del Cómic de Angoulême 2007.

Shigeru Mizuki exploró muchos caminos. En 1974, escribió The Witch Monroe, sobre una Marilyn Monroe con toques sobrenaturales. Y en 1977, recuperó Kitarō para publicar una secuela cómica sexual. En 1994, se puso gatuno con Nekogusa y en 2010, recuperó el folclore en Tono Monogatari.

Fue un autor muy prolífico. De obras que aún no hayamos mencionado vamos a destacar Showa: A History of Japan. Se trata de la historia de Japón, en formato cómic, durante toda la era Shōwa, que va desde 1926 hasta 1989. Esta etapa coincide, a su vez, con gran parte de la vida del autor. También cabe destacar su maravillosa ‘Autobiografía’, una obra en la que abunda el humor y el surrealismo característicos del autor mientras va contando su vida. Esta es tal vez la mejor forma de conocerlo en profundidad.

Shigeru Mizuki fue uno de los responsables de que se recuperaran los yōkai, pero también de cambiar su imagen. Con él dejaron de ser esos seres aterradores y moralizadores para convertirse en unos seres simpáticos, quizás algo traviesos. Y eso hizo que el público se pudiese acercar más a ellos.

De hecho, en 2005, Mizuki hizo un cameo en la película The Great Yōkai War de Takashi Miike. Allí aparece como el Gran Sabio Yōkai, un personaje conciliador que reafirma el rol pacífico y juguetón de los yōkai.

El 30 de noviembre de 2015, a la edad de 93 años, Shigeru Mizuki murió de un ataque al corazón.

Durante muchos años fue poco conocido fuera de Japón. Pero, poco a poco, sus obras se fueron traduciendo al español y llegaron aquí (¡Menos mal!). Astiberri ha editado Kitaro, NonNonBa, Operación Muerte, 3, calle de los MisteriosAutobiografíaHitlerDentro de los yokais. Por otro lado, Satori ha sido la encargada de editar Enciclopedia Yokai y está a punto de publicar Cuentos de un pasado lejano.